Cómo preparar la mochila para un campamento

¡Nos vamos de acampada! 

Hemos viajado en autobús hasta el destino, estamos montando las tiendas y hacemos el parón para tomarnos el desayuno de media mañana. Cuando de golpe…

¡No encuentro la comida! ¡No sé dónde la ha puesto mi madre/padre!

Seguro que os suena esta frase. Por eso, hemos preparado un tutorial muy sencillo para que conozcáis mejor las características de vuestra mochila. Y lo más importante: cómo debéis prepararla para la acampada. 

Primer consejo
Usa una mochila que se ajuste a tu edad y características, ¡castores y rovers no necesitan el mismo espacio para sus cosas!
Segundo consejo
Antes de comenzar, apunta todo lo que necesitas en una lista. Así podrás comprobar que lo tienes todo.
Tercer consejo
Mételo todo en bolsas y escribe qué tiene cada bolsa en su interior. Será mucho más fácil organizarte así.
Cuarto consejo
En el fondo de la mochila va lo más pesado; en la parte de arriba lo más ligero y lo que necesitas más a mano. Así se reparte mejor el peso en la espalda. ¡Recuerda! El saco de dormir va abajo del todo.
Quinto consejo
Cuando lo tengas todo listo, ponte la mochila y ajústala a tu cuerpo. Si no, te dará la sensación de que llevas más peso en tu espalda.
¡Recuerda!
La mochila la hace quien se va de acampada. Aunque siempre puedes pedir que te echen una mano, seguro que alguien te ayudará con una sonrisa.
Previous
Next

Qué necesitas para una acampada de fin de semana

Saco y aislante

Uniforme

Botas

Bolsa de aseo

Taleta con platos/comida

Cantimplora

Gorra

Una muda completa (camiseta, pantalón, ropa interior)

Ropa de abrigo

Cuaderno y bolígrafo

Linterna y pilas de repuesto

Chanclas y toalla

Chubasquero

Bolsa de la ropa sucia

Herramientas (cuando se permitan)

Gel hidroalcohólico

6 mascarillas