ESCULTISMO Y GRUPO SCOUTS

El Escultismo es un movimiento educativo que pretende la formación integral de la persona en todas sus vertientes.
Cuando nuestro fundador, Baden Powell, construye en su cabeza las líneas básicas sobre las que nacería poco después el escultismo, esencialmente trataba de responder a una necesidad social que se abría ante sus ojos: ofrecer a la juventud de su tiempo una alternativa de ocio que conjugara al mismo tiempo formación y diversión.
Y así fue desde el primer momento, el fin que originó y aún da sentido al escultismo no es otro que el afán por contribuir al desarrollo integral de los niños, niñas y jóvenes.
El carácter educativo de los programas de intervención scout es el gran distintivo del Movimiento. El escultismo, que muchas veces se ha definido como “un gran juego al aire libre”, se considera un medio adecuado para “madurar jugando”, para “aprender a ser” y “aprender a saber”.
El Movimiento Scout es un Modelo Educativo que se caracteriza por poseer una forma concreta para desarrollar su oferta educativa. Esto es lo que venimos a llamar Método Scout.

PROGRAMAS PROGRESIVOS Y ATRAYENTES
Desde que entra con seis hasta los 21 años cada niña o niño irá siguiendo un programa adaptado a las características propias de su grupo de edad y a sus posibilidades personales. En cada sección se contemplan tres etapas de progresión: integración, participación y animación según el momento que va viviendo cada uno de los chicos con respecto al grupo y al desarrollo de capacidades personales.
En las distintas secciones se utilizan herramientas de motivación  y trabajo en los distintos ámbitos, adaptadas a cada grupo de edad: guías de progresión, las colas de castor, especialidades scout…  Y sobre todo utilizamos  EL JUEGO  como la actividad fundamental de aprendizaje para la vida.

VIDA EN LA NATURALEZA
La naturaleza es nuestro medio. Trabajamos por onocerla, respetarla llegar a amarla, Las experiencias en la naturaleza no sólo son fundamentales para el desarrollo físico, o la adquisición de hábitos de vida saludable sino que nos permite profundizar en la dimensión espiritual que cada persona lleva dentro. Las salidas al campo, dormir en tiendas de campaña, vivir con lo imprescindible durante un campamento, compartir con el grupo una noche estrellada o una velada junto al fuego son elementos de distinción de nuestro movimiento educativo. Por ello intentamos salir al campo al menos una vez al mes.

EDUCACIÓN POR LA ACCIÓN: EL PROYECTO
Otro de los pilares del método scout es la necesidad de que los niños y niñas aprendan de su propia experiencia.  Se aprende haciendo y para ello en todas las secciones se utiliza el trabajo por proyectos. En cada una recibe un nombre distinto:  Construcción del Dique. Caza, aventura, proyecto, empresa….  Pero en todas ellas se realiza siguiendo seis fases: Idear, Elegir, Preparar, Realizar, Evaluar y Celebrar.
En cada una de ellas  los niños y niñas tienen la oportunidad de aportar según sus posibilidades: imaginación, compromiso, responsabilidad, esfuerzo, trabajo en grupo, crítica… Es la forma de aprender a través de los aciertos y los errores individuales y del grupo.

VIDA EN PEQUEÑOS GRUPOS
Como ya habéis visto los menores se integran en una sección y dentro de ella, en algunos casos, en un grupo más pequeño, donde compartirán con sus iguales una identidad, unas normas, dinámicas de trabajo y sobre todo muchas experiencias gratificantes que les ayudan a interiorizar valoras de cooperación, solidaridad, igualdad, participación… facilitando de una forma progresiva su plena integración social. El escultismo se convierte en una verdadera escuela de ciudadanía.

GRUPO SCOUT
El núcleo fundamental de funcionamiento del Escultismo es el Grupo Scout, siendo el resto de estructuras (provinciales, autonómica, estatales, etc.) instrumentos de apoyo. Siguiendo las directrices que emanan directamente del Método Scout, el Grupo se estructura en cinco secciones que a su vez cuentan, cada una de ellas, con una metodología específica y una vertebración en pequeños grupos de trabajo.

El Grupo Scout 400 Alcazaba, nació en marzo de 1982 y en la actualidad se organiza básicamente de la siguiente forma:
ASAMBLEA DE GRUPO: Compuesta por padres, madres, educadores y educandos mayores de 18 años.
COMITÉ DE GRUPO: formado por la Coordinadora de Grupo (que lo preside) y vocales (padres o colaboradores)
CONSEJO DE GRUPO: formado por los educadores y representantes de las secciones mayores ( Clan Rover)
SECCIONES:

Colonia “Edén”  niños y niñas de 6 a 8 años.
Manada “Levi”  niños y niñas de 8 a 11 años.

Tropa “Impeesa”  niños y niñas de 11 a 14 años.
Unidad Esculta “Tucán” chicos y chicas de 14 a 17 años.
Clan Rover “Piel Roja”  chicos y chicas de 17 a 21 años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *